La Asociación Española de Guardia Civiles (AEGC) ha pedido este miércoles a la Fiscalía que estudie los actos del 'Día del adiós', una celebración promovida por el movimiento abertzale 'Ospa Eguna' en la localidad navarra de Alsasua desde 2011, en el que se expresa el rechazo a la presencia de la Guardia Civil. La asociación considera esta celebración, programada para el próximo 31 de agosto, como un “claro ejemplo de delito de odio”.

Así, AEGC "exige" a la Fiscalía que estudie la situación y "ponga freno" a lo que consideran una "sinrazón de violencia psicológica" del sector 'abertzale' contra los guardias civiles y sus familias, que siguen viviendo "bajo la amenaza de los proetarras" en el municipio navarro. José Cobo, portavoz de la Asociación Española de Guardia Civiles, ha denunciado este jueves en el programa de ‘Espejo Público’ la situación de continuos “ataques de odio” que sufre el cuerpo en la comunidad foral. "Nuestros compañeros navarros tienen miedo a salir a la calle, a dar la cara, por las represalias que puedan sufrir ellos y sus familias", ha confesado en el programa.

La denuncia ha estado motivada en gran parte por el cartel promocional del evento. En la cabecera del mismo, sale dibujado un monigote lanzando un objeto a dos agentes que, según denuncia la Guardia Civil, se trataría de un artefacto explosivo. Sin embargo, según varios usuarios de twitter, se trata de un “artilugio” formado por un casco de la Guardia Civil junto a una gorra de la Policía Foral. Así mimo, este logo lleva empleándose por el movimiento abertzale cada año desde 2014.

El colectivo abertzale 'Ospa Mugimendua' fue creado en 2011 y celebra anualmente estos actos para mostrar su rechazo a la presencia de la Guardia Civil en Alsasua y exigir su salida de la localidad. Solo se suspendió en 2017 a la espera de la resolución de los jóvenes de Alsasua condenados por un delito de odio y agresión a dos agentes de la Guardia Civil y sus parejas.