La Guardia Civil investiga el caso de los 4 jóvenes de origen ecuatoriano que ya están en la cárcel acusados de: un delito de agresión sexual, dos de abusos y otro contra la intimidad.


Los agentes analizan los teléfonos de los acusados ya que han encontrado alguna grabación del suceso que tuvo lugar durante la Nochevieja en Callosa d'en Sarrià, en Alicante. Ellos son de Benidorm, donde afirman que en su comportamiento ya se habían detectado este tipo de abusos. Los familiares de algunos de ellos estaban consternados por lo ocurrido.

De hecho, uno de los jóvenes tiene antecedentes por maltrato y abusos de una menor. La víctima de este caso -también de origen ecuatoriano y de 19 años, se habría resistido en todo momento, según se deduce de las imágenes que están en poder de la Guardia Civil.