76.010500

Publicidad

Coronavirus

La emotiva historia de un matrimonio de octogenarios que falleció por el coronavirus con unos minutos de diferencia

José María y Gloria, de 85 y 81 años, fallecieron con coronavirus el 6 de noviembre en el hospital Miguel Servet con solo unos minutos de diferencia.

En resumen

Si hay un colectivo especialmente vulnerable en esta pandemia del coronavirus, es el de las personas más mayores, que se está viendo especialmente afectado por la enfermedad.

Algunos de los síntomas más característicos de la covid-19 son la fiebre, dolor de cabeza, malestar general, tos seca o dificultades respiratorias, por eso, a cuanta más edad, menos defensas inmunológicas, de ahí que los mayores de 65 años sean un grupo de riesgo y de los primeros en recibir la vacuna contra el coronavirus en cuanto esté lista.

Es por ello también, que las residencias de mayores han sido uno de los focos donde el coronavirus se ha cobrado más vidas en la primera ola de la epidemia, con más de 22.000 ancianos fallecidos con, o sin síntomas del virus, siendo Madrid, Cataluña, Castilla y León y Castilla-La Mancha donde más ha castigado la pandemia a los mayores.

Detrás de las cifras, hay miles de historias, muchas de ellas conmovedoras, como la de José y Gloria, un matrimonio de octogenarios que falleció el pasado día 6 en la misma habitación del Hospital Miguel Servet de Zaragoza con apenas unos minutos de diferencia.

Sus hijos están convencidos que decidieron irse juntos para que ninguno se quedara sólo. Él, con 85 años y ella, con 81 años, llevaban 50 años de vida en común y tuvieron tres hijos y cuatro nietos.

Un día, José se levantó con algunos síntomas del coronavirus, por lo que tras hacerle la PCR, confirmaron su positivo. Tras él, Gloria también dio positivo en la prueba covid-19, que empeoró rápidamente y fue ingresada en el hospital, mientras su marido permanecía en casa, pero finalmente fue ingresado también en la misma habitación.

Uno de sus hijos recibió una llamada del hospital anunciándole que sus padres habían fallecido con minutos de diferencia. "Yo creo que de alguna manera se pusieron de acuerdo para irse juntos y no quedarse solos ninguno de los dos", indica su hijo.

Publicidad