El curso escolar 2019-2020 arranca con una falta de 26.615 docentes, según el sindicato CSIF, que ha vuelto a denunciar "la crisis y la situación de emergencia" que vive la educación pública. El presidente del CSIF educación, Mario Gutiérrez Gutiérrez, ha revelado los datos este viernes en una rueda de prensa con motivo de la apertura del nuevo curso escolar en la que ha denunciado que el déficit acumulado en educación es de más de 7.000 millones de euros en los últimos diez años.

Por ello, ha asegurado que la Educación en España se encuentra en una crisis absoluta con falta de plantillas, exceso de alumnos por aula y con una inestabilidad legislativa que requieren de inmediato un Pacto de Estado y un Estatuto del Docente.

Una situación en la que, ha dicho, está influyendo negativamente el bloqueo político para formar Gobierno. Según el CSIF, en los últimos diez años, la cifra de alumnos no universitarios ha aumentado un 9,6 % en todo el país (722.733 más) hasta un total de 8.179.539, mientras que la de docentes solo ha subido un 4,1% (20.320 más), lo que ha generado un desfase en la ratio de alumno por profesor. Gutiérrez ha detallado que la ratio en 2008 era de 15,40 alumnos por docente, frente a los 16,21 de 2018 y ha recordado que, como sucede todas las temporadas estivales, este verano se han destruido un total de 221.669 empleos en el sector de Educación. Respecto a las oposiciones a docentes realizadas en los últimos meses ha manifestado que se han incorporado 27.995, de los que el 84,35 % eran interinos con experiencia y se han quedado sin adjudicar 548, una cifra inferior a la de anteriores oposiciones.