40.042667

Publicidad

Coronavirus

La DGT promueve el uso de la bicicleta en las ciudades a partir de la desescalada del coronavirus

Tráfico lanza una campaña en las redes sociales para promover el uso de la bicicleta y la movilidad sostenible. Justo coincide con la desescalada de las distintas provincias. La DGT cree que es una alternativa para gestionar mejor las congestiones y los atascos en la vuelta a la "nueva normalidad", después de la pandemia por coronavirus.

La Dirección General de Tráfico (DGT) anima a usar la bicicleta en las ciudades, una vez que se vaya recuperando la movilidad en las ciudades, después de la pandemia por coronavirus.

La propuesta se ve apoyada por una campaña en redes sociales que Tráfico lanza ahora, justo cuando casi todas las provincias están afrontando esta desescalada del confinamiento por coronavirus.

Cada vez será más habitual recuperar el movimiento y la actividad y la bicicleta puede ser un elemento más común en nuestro paisaje urbano. En opinión de Tráfico, la bicicleta puede ser un gran aliado para paliar los problemas de movilidad que presentan algunas ciudades, ayudaría a gestionar mejor aglomeraciones y también congestiones de tráfico o atascos.

Se suma así la DGT a una iniciativa similar a las promovidas en varias cidades del mundo. Se trata de apostar por una movilidad sostenible que se pueda mantener en el tiempo, no solo ahora como consecuencia de los efectos de la pandemia por coronavirus.

Objetivo incluido en la Agenda 2030 de la ONU

Son retos que además se incluyen en los objetivos de la Agenda 2030 de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y que petenden impulsar mejoras en los objetivos de desarrollo sostenible "en los que tanto Europa como España deben aplicar un mayor esfuerzo en los próximos años".

En esta campaña han participado la Red de Ciudades por la Bicicleta (RxB), la Coordinadora en Defensa de la Bici (ConBici) y la Asociación de Marcas y Bicicletas de España (AMBE).

Esta propuesta se enmarca también en el intento de "acelerar el cambio hacia modos de transporte más seguros, limpios, eficientes energéticamente y asequibles". La pandemia de coronavirus acelera estas exigencias, pero ya era un objetivo clave el "promover mayores niveles de actividad física como caminar y circular en bicicleta, así como integrar estos modos con el uso del transporte público para lograr la sostenibilidad".

La limitación a 30 Km/h es necesaria

La DGT añade, en favor del uso de la bicicleta, que es un medio individual que permite preservar la distancia de seguridad establecida por las recomendaciones de Sanidad. Además, se trata de un medio de locomoción que favorece el ejercicio física y favorece la salud mental.

Tráfico, por el contrario, advierte de que sería básico para poder convivir con un mayor volumen de bicicletas, que el límite de velocidad en las ciudades se limite a 30 kilómetros por hora.

Publicidad