Publicidad

Pablo Hasél

La comisaría de los Mossos en Vic y sus cámaras de seguridad totalmente destrozadas tras los disturbios por la detención de Pablo Hasél

La comisaría de los Mossos en Vic, Barcelona, sufrió el ataque de un grupo de radicales que asistieron a las protestas por la detención del rapero Pablo Hasél causando importantes desperfectos.

Las protestas por la detención del rapero Pablo Hasél convirtieron varias localidades de Cataluña en un auténtico campo de batalla, una de las grandes perjudicadas ha sido Vic en la provincia de Barcelona siendo la comisaría de los Mossos el centro de los ataques de un grupo de radicales.

Un grupo de los manifestantes arrojó piedras sobre la fachada acristalada de la comisaría rompiendo gran parte de los ventanales e hicieron pintadas. Para la alcaldesa de Vic, Anna Erra, "ayer se cruzó una línea roja, nunca se había terminado una manifestación con estos disturbios".

Según informó la regidora en una entrevista en Rac1 "hay 5 ó 6 personas detenidas y11 mossos heridos. No me ha llegado que haya herido ningún ciudadano. Y también desperfectos de la comisaría y de mobiliario urbano".

Tanto la fachada como las cámaras de seguridad de la comisaría de los Mossos han quedado completamente destrozadas tras los graves disturbios generados por grupos de radicales que acudieron a la protesta contra la detención de Pablo Hasél.

Publicidad