El Ayuntamiento de Zamora se ha propuesto erradicar los comentarios sexuales y el acoso callejero que suele emerger en ambientes festivos como Carnaval. Para ello, han diseñado la campaña 'Zamora, libre de machotes', que incluye señalizaciones y cartelería que indica 'prohibido sobones' o ‘prohibido piropos’.

El objetivo de dicha campaña es intentar prevenir una forma de violencia de género socialmente aceptada, que incentiva la cosificación y sexualización de la mujer, y que en ciertas ocasiones deriva en agresiones o abusos sexuales.

Sin embargo, la iniciativa no ha estado exenta de polémica. El grupo municipal de Ciudadanos la calificó como "frívola y desacertada", además de incidir en que "divide a la sociedad". Además, la Asociación Mujeres en Igualdad de Zamora ha asegurado que esta campaña es "un desacierto absoluto" y que su idea de igualdad no tiene nada que ver con este tipo de manifestaciones y campañas "polemistas".

Te podría interesar...

Huelga de estudiantes en contra del machismo y el sexismo en las aulas

Las mujeres dedican a las tareas del hogar dos horas más al día que los hombres