Publicidad

Igualdad

La brecha salarial entre hombres y mujeres en España podría reducirse en el 2046

La diferencia salarial entre hombres y mujeres sigue estando patente en la mayoría de países, incluídos los escandinavos, que en muchos sentidos están más avanzados.

Para reducir la brecha salarial en España, habría que esperar hasta el 2046. Nuestro país no es una excepción. En Europa el género marca la precariedad laboral, sueldos bajos y peores jubilaciones, ni siquiera se salvan los países escandinavos, precursores en otro tipo de avances laborales.

Las mujeres europeas del siglo XXI todavía no han alcanzado la paridad, tienen peores salarios que los hombres, aproximadamente cobran un 15% de media a la hora en comparación con los hombres.

Donde más se nota esta diferencia es en el sector privado: "El estado alemán no permite que haya diferencias salariales entre hombres y mujeres pero sí existe la brecha en las empresas privadas", explica una española que se encuentra trabajando en Alemania.

Solo el 20% de los puestos de dirección están ocupados por mujeres

Leni vive en el Reino Unido, un país en el que 8 de cada 10 empresas paga más a hombres que a mujeres, sin embargo, ella nunca lo ha notado: "Llevo 13 años aquí y he he estado en diferentes trabajos pero siempre hemos cobrado lo mismo tanto chicos como chicas", asegura.

No obstante, en los páises más igualitarios, como los escandinavos, todavía existen pequeñas diferencias. "La brecha salarial entre hombres y mujeres es del 12% y ha ido bajando en los últimos 10 años desde un 15%", nos cuenta José Luis, español en Dinamarca.

En Suiza la situación es parecida. "Existe una tendencia por parte de las empresas a hacer una diferenciación salarial entre hombres y mujeres, aunque depende mucho de la empresa en la que estemos", aclara un español que trabaja actualmente en Suiza.

La causa no es la falta de preparación ya que en Europa hay más mujeres que hombres con Educación superior, sin embargo, están menos representadas. "Hay menos de un 20% de mujeres en puestos de dirección", admite José Luis.

Además, las europeas corren más riesgo de pobreza en la vejez ya que sus pensiones son de media un 30% más baja que la de los hombres.

Publicidad