Publicidad

Temporal

La borrasca Hortensia deja rachas huracanadas de 179 km/h, olas de más de 7 metros e intensas lluvias en España

Árboles y techos derribados, tiendas destrozadas, cristales rotos y hasta un fenómeno insólito ha dejado la borrasca Hortensia en la mayor parte de España.

En resumen

Hortensia, la borrasca atlántica que afecta a todo el país, se encamina ya más atenuada hacia el este peninsular, aunque en su trayectoria ha dejado rachas huracanadas de 179 kilómetros por hora, olas de más de 7 metros en el litoral atlántico e intensas lluvias en el oeste peninsular.

Aunque con el paso de las horas Hortensia tiende a debilitarse, este sábado una nueva borrasca, Ignacio, recorrerá la península dejando a su paso lluvia en el norte y el noroeste, viento, oleaje y una subida de las mínimas el domingo.

Este viernes se han registrado 179 km/h en la estación de Panticosa (Huesca), la más alta de este temporal, seguida de los 156 km/h de la estación de Valdezcaray (La Rioja) y de los 127 km/h anotados en el Puerto Alto del León (Madrid).

En la capital ha derribado árboles de gran tamaño y ha arrancado varios techos. Asimismo, los bomberos han tenido más de 500 incidencias por desperfectos en cubiertas, caídas de antena y farolas.

En Palma de Mallorca Hortensia ha pasado como un tornado con rachas de hasta 130 km/h que han destrozado las tiendas del paseo marítimo y han derribado techos y cornisas.

También han levantado planchas metálicas en el Aeropuerto de Menorca y en Alicante, concretamente en Jijona, parte de un tejado de una fábrica de turrón ha caído sobre un colegio cercano sin causar daños personales.

En Sabadell (Cataluña), el viento ha roto los cristales de algunas tiendas y ha destrozado su interior. Por su parte, en Galicia, unos vecinos se han llevado un buen susto al caer un pino de 40 metros al lado de su casa: "Fue un estruendo increíble".

También, en Vilanova, Hortensia ha dejado un tsunami en el cielo, donde se ha formado una nube de tormenta, un fenómeno insólito que se llama 'Arcus'.

En Valladolid ha derribado torretas de alta tensión, árboles y tejados y el 112 de Castilla y León ha recibido casi 200 llamadas relacionadas con los problemas ocasionados por el viento.

Extremar la precaución

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha pedido "extremar la precaución" por el riesgo que supone el viento. Se ha alertado vientos de hasta 85 kilómetros y podría provocar la caída de algún árbol.

Más de un millar de operarios, junto a los trabajadores municipales, han revisado todos los árboles de la ciudad. Con la gran nevada que cayó en Madrid, muchos de ellos han sido destrozados o dañados.

Desde Emergencias Madrid aconsejan retirar objetos de las ventanas para evitar que caigan. También evitar transitar bajo los árboles, carteles o muros que puedan caer y cuidado al adelantar al entrar y al salir de túneles.

Publicidad