Publicidad

A LA ESPERA DEL RESULTADO DE LA AUTOPSIA

La abuela de la niña torturada hasta la muerte en Sabiñánigo pierde la tutela de otras dos nietas

La abuela de la niña de 8 años, supuestamente maltratada hasta la muerte, ha perdido la custodia de sus otras dos nietas. Naiara era enterrada ayer en un acto íntimo. Se está a la espera del resultado de la autopsia para determinar con detalle las causas de la muerte, En esos resultados estaría la clave del tiempo que fue sometida a una brutal paliza y los daños que habría recibido. El tío de la niña está en prisión.

antena3.com / Agencia EFE | Madrid
| 11.07.2017 13:02

Los servicios del Gobierno de Aragón han decidido retirar la custodia de otras dos nietas que estaban a cargo de la abuela de la menor asesinada en Sabiñánigo, Huesca.

Esas dos niñas, de 12 y 15 vivían en la misma casa que el homicida confeso, Iván Pardo Pena. y pasan así a estar a cargo de los servicios sociales de la Comunidad. La que era abuela de las tres menores, una mujer de 56 años pierde así la tutela sobre las otras dos nietas.

Ayer era enterrado el cuerpo de la menor en una ceremonia íntima. Ahora todo se centra en conocer el resultado de la autopsia para determinar lo sucedido.

El padre de Naiara ha expresado su deseo de viajar a España desde su residencia actual en Chile para repatriar el cuerpo de la menor.

Briones ha asegurado que la madre, unos pocos meses después de marchar a España desde Argentina, dejó de mantener contacto con él durante dos años y de informarle sobre el crecimiento de la menor. Durante los últimos tres meses, la exmujer le negó todo tipo de información sobre la niña, y tampoco le envió fotografías.

Briones ha expresado sus sospechas de que la imposibilidad de contactar con ella guardara relación con los malos tratos de que era objeto por parte del presunto asesino, un hombre de 33 años con cuyo hermano se casó la madre tiempo después de llegar a España.


Según su relato, el padrastro decidió enviar a la menor a Sabiñánigo bajo la tutela de su madre.

Asimismo, se ha mostrado convencido de que el marido de su expareja le prohibía hablar con él, y de que ésta no hizo nada para sacar a su hija de Sabiñánigo.

El interés de Manuel Briones en desplazarse a España no sólo es para hacerse cargo del cadáver de Naiara sino para tratar de averiguar si otra de las cuatro hijas de la madre es suya, y si es así, reclamar su custodia.

Publicidad