Publicidad

EN VILANOVA DEL CAMÍ

Inhabilitan a un hombre por utilizar a cerdos vietnamitas y jabalíes como animales de 'sparring' en Barcelona

La Generalitat ha impuesto una multa de 6.401 euros y ha inhabilitado, durante el periodo de dos años, al propietario de una jauría de caza. El hombre entrenaba a sus perros azuzándolos contra cerdos vietnamitas y jabalíes que tenía en cautividad.

antena3.com / EFE | Madrid
| 05.07.2018 18:53

La resolución dictada por el conseller de Territorio y Sostenibilidad, que ya es firme, impone una multa de 6.000 euros por una infracción administrativa muy grave por maltrato a los animales y otras de 401 euros por carecer de registro de núcleo zoológico.

La denuncia contra el propietario de los perros, que los tenía en una masía en Vilanova del Camí (Barcelona), fue interpuesta en 2014 por la Fundación par el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales (FAADA), que aportó varios vídeos en los que se ve al dueño de los perros azuzándolos para que ataquen a los cerdos vietnamitas y los jabalíes, a los que muerden causándoles heridas.

Según la resolución, los Agentes Rurales comprobaron en abril de 2015 que el hombre tenía un total de 18 perros, 15 hembras y 3 machos, dos de ellos razas potencialmente peligrosas, y que se dedicaba a la cría de dogos argentinos. El informe de los agentes rurales especificaba que los perros estaban alojados en instalaciones "deficientes" y que ninguno de los 18 estaba censado y que nueve de ellos no llevaban chip identificativo.

El sancionado también criaba animales de manera ilegal y no disponía de los permisos de núcleo zoológico ni para el mantenimiento de perros potencialmente peligrosos.

En los vídeos aportados a la denuncia se ve como el amo de los perros les entrenaba utilizando a cerdos vietnamitas y jabalíes como animales de 'sparring'.

La letrada de la FAADA, Anna Estarán, ha explicado que decidieron presentar entonces la denuncia por vía administrativa porque los hechos filmados habían tenido lugar en 2014 y el Código Penal en vigor en esa fecha no contemplaba la inhabilitación para la tenencia de animales.

En 2017, la instructora del expediente imputó al propietario por una infracción administrativa muy grave por maltrato animal y una infracción administrativa grave por no estar inscrito en el registro de núcleo zoológico. Según Estarán, "a pesar de la gravedad de los cargos, la resolución dictó para el sancionado tan solo el pago de una multa de 6.000 euros".

El equipo legal de FAADA recurrió entonces la resolución solicitando la inhabilitación del hombre para la tenencia de animales, y el pasado 3 de julio de 2018 esta alegación fue finalmente aceptada y, aunque solo para un periodo de dos años.

Publicidad