La cantante Katy Perry ha sorprendido a su público en su concierto de Auckland, Nueva Zelanda. Lo ha hecho tras invitar a dos personas de entre el público a subir al escenario.

La elección de estos dos fans no fue al azar, sino que la artista estaba colaborando con uno de ellos. En el vídeo puede verse como dos personas que asistieron al espectáculo están sobre el escenario.

Katy se aparta y le cede el protagonismo al hombre, vestido con un chándal azul. Este empieza a pronunciar un discurso dirigido a su pareja, hasta que se pone de rodillas y el púbico comienza a aplaudir. En este momento, Perry también se arrodilla y anima al hombre, que le pide matrimonio a su mujer.

Esta no es la primera vez que Katy Perry ayuda a sus fans a que se comprometan durante sus conciertos. Ya lo hizo en Brooklyn, Nueva York, que se convirtió en cómplice de otra propuesto de matrimonio de una fan a su novia.