Kamikaze A5

El kamikaze de la A5 en Madrid, que iba drogado y bebido, acepta 7 años de prisión

En el juicio que se iniciaba hoy, las partes han llegado a un acuerdo. El conductor deberá pagar más de 300.000 euros a la familia del fallecido.

Un muerto en un accidente provocado por un kamikaze que circulaba en sentido contrario en Madrid

Publicidad

Hoy se celebraba en la Audiencia Provincial de Madrid el juicio contra Pablo C., el conductor kamikaze de la A-5 de 25 años que ebrio y drogado mató en Madrid a un hombre en diciembre de 2019, pero antes de la celebración del juicio ambas partes han llegado a un acuerdo. El acusado ha aceptado la pena de siete años de prisión y 12 sin carné de conducir. Además, deberá indemnizar a la familia con 300.000 euros por un homicidio doloso.

El día del accidente

El día de lo ocurrido, el servicio de emergencias del 112 recibía varias llamadas que alertaban que un coche circulaba por la A5 en sentido contrario. Tras varios intentos de chocarse con diferentes coches al final logró su objetivo.

En la madrugada del 8 diciembre de 2019, sobre las 5.45 horas Pablo salió del aparcamiento de la discoteca Jowke, en Alcorcón, se incorporó a A-5 en el KM 13,600, tras haber consumido bebidas alcohólicas y estupefacientes.

Pablo C.M. era "consciente" de que conducía en sentido contrario y de que a pesar de la "densa" niebla de aquella madrugada, "hizo caso omiso de las advertencias de los al menos diez vehículos con los que se cruzó y que llevaban las luces reglamentarias". Tampoco hizo caso a la "numerosa" señalización vertical y horizontal que indicaban que iba circulando en sentido contrario.

A las 6.13 horas, en el kilómetro 22,025 circulaba por el carril central "sin realizar maniobra evasiva alguna", colisionó con un turismo conducido por Javier N. P. quien, como consecuencia del impacto fallecía las 6.14 horas.

Javier acababa de dejar a su mujer en la estación de tren para que fuera a trabajar y en ese momento volvía a casa a cuidar de su hija de pocos años.

El acuerdo

El condenado y la compañía de seguros han abonado de manera conjunta y solidaria 184.061 euros a la hija del fallecido, 152.749 euros a su pareja, 52.155 a su madre, la misma cantidad que a su padre, 19.817 euros a uno de sus hermanos y 21.394 euros al otro.

Publicidad