EL REGISTRO ES PARA QUE NO ESTÉN EN CONTACTO CON MENORES

Un juzgado de Zaragoza declara ilegal el Registro de Delincuentes Sexuales de Aragón

Fuentes de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno aragonés han anunciado que recurrirán la sentencia y que, además, notificarán al Gobierno central la misma, pues la creación de este Registro Central proviene de una norma estatal de 2015.

Condenado a 27 años de cárcel un ciberacosador por pornografía infantil y abusos sexuales

Publicidad

Un juzgado de lo contencioso-administrativo de Zaragoza ha declarado ilegal el Registro Central de Delincuentes Sexuales y establece que habrá que remitir dicha ilegalidad al Tribunal Supremo en el caso de que llegue a ser firme el pronunciamiento, sobre el que cabe recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

Fuentes de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno aragonés han anunciado que recurrirán la sentencia y que, además, notificarán al Gobierno central la misma, pues, como recuerdan las fuentes, la creación de este Registro Central proviene de una norma estatal de 2015.

El 1 de marzo de 2016 entró en vigor el Registro Central de Delincuentes Sexuales para evitar que los condenados en España por delitos sexuales no lleven a cabo trabajos en los que estén en contacto con menores.

Un juzgado de lo contencioso-administrativo de Zaragoza ha declarado ilegal el Registro Central de Delincuentes Sexuales y establece que habrá que remitir dicha ilegalidad al Tribunal Supremo en el caso de que llegue a ser firme el pronunciamiento, sobre el que cabe recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

Fuentes de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno aragonés han anunciado que recurrirán la sentencia y que, además, notificarán al Gobierno central la misma, pues, como recuerdan las fuentes, la creación de este Registro Central proviene de una norma estatal de 2015.

El 1 de marzo de 2016 entró en vigor el Registro Central de Delincuentes Sexuales para evitar que los condenados en España por delitos sexuales no lleven a cabo trabajos en los que estén en contacto con menores.

Publicidad