Publicidad

Andalucía

La Justicia andaluza permite el cierre perimetral Castro del Río, Bornos y Villamartín pero lo deniega en Montefrío

El confinamiento ordenado por la Junta de Andalucía en Castro del Río, Bornos y Villamartín es considerado de "necesidad, idoneidad y proporcionalidad", sin embargo el de Montefrío no pueden llevarse a cabo "de forma indiscriminada y masiva".

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha ratificado el confinamiento de los municipios de Castro del Río, en Córdoba, y Bornos y Villamartín en Cádiz. El confinamiento ordenado por la Junta de Andalucía es considerado de "necesidad, idoneidad y proporcionalidad", pero no ha recibido el mismo respaldo judicial el cierre perimetral en el municipio de Montefrío, Granada.

Con sede en Granada, La Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJA ha decidido no ratificar el confinamiento de la localidad andaluza al considerar que las restricciones de derechos fundamentales no pueden llevarse a cabo "de forma indiscriminada y masiva" y que la amparación de esta restricción por parte de la Ley de Salud Pública "alude a personas concretas y determinadas".

El TSJA considera que "se está imponiendo una restricción indiscriminada de un derecho fundamental, hasta el extremo de que afecta, incluso, a aquellos ciudadanos que ya estuvieron vacunados" y apuntan a que el precepto "adolece de una imprecisa redacción" y en cualquier caso la norma "deberá optarse por aquella que resulta más favorable al ejercicio de derechos fundamentales".

Este auto ha sido deliberado por 12 magistrados de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJA y contra el mismo se ha anunciado un voto particular. Al contrario, la Sección Primera de la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJA, en Sevilla, ha ratificado que el confinamiento de la localidad de Córdoba, Castro del Río, quedará confinada desde el 9 al 15 de mayo. Además, la Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso Administrativo del alto tribunal también ha ratificado que el confinamiento de Bornos y Villamartín en Cádiz será del 9 al 15 de mayo.

En estos dos casos, los magistrados si aprecian la "necesidad, idoneidad y proporcionalidad" de esta medida restrictiva en Andalucía, dado que predomina "el derecho a la salud pública" ante el "alto poder de contagio" y el "grave riesgo" para la ciudadanía.

Publicidad