Caso Ardines

El jurado popular declara culpables por unanimidad a los cuatro acusados del asesinato de Javier Ardines

Unanimidad en el veredicto del 'caso Ardines', donde el jurado popular declara culpables a los acusados por el asesinato del concejal de Izquierda Unida en agosto de 2018.

Publicidad

Ya hay veredicto sobre el 'caso Ardines', y lo ha habido por unanimidad en todos los sentidos. Los nueve miembros del jurado popular han declarado culpables a los cuatro imputados por el asesinato de Javier Ardines, concejal de Izquierda Unida asesinado en 2018, quedando así a un paso de ir a prisión todos los acusados por este crimen.

Pedro Luis Nieva, inductor del asesinato, planeó matar a Ardines tras saber que su mujer y él tenían un romance, por lo que decidió contratar a dos sicarios, Djilali Benatia y Maamar Keeli, para que se deshicieran de él. Contactó con ellos gracias a un amigo suyo, Jesús Muguruza, que fue quien le proporcionó los nombres y les facilitó el encuentro para conocerse.

Ahora, todos ellos han sido declarados culpables por asesinato tras declararse unanimidad en el jurado popular, y solo falta saber la sentencia que emita el magistrado del tribunal, que será la que ratifique la decisión del jurado, y que dará a conocer dentro de unos días.

Los cabos sueltos les condenaron

Para entender este caso, hay que remontarse ocho meses antes del asesinato. En diciembre de 2017, la furia de Pedro Luis Nieva fue inmensa cuando supo que el concejal y su mujer mantenían una relación, por la cual decidió tomar medidas drásticas, para, ocho meses después, deshacerse del amante de su esposa con ayuda de dos sicarios y la intermediación de su amigo Jesús Muguruza.

El móvil de uno de los sicarios, Maamar Keeli, estaba ubicado en el lugar del asesinato a la hora en la que sucedieron los hechos, y se pudo triangular la señal de telefonía para corroborar que se encontraba allí. También las llamadas a altas horas de la madrugada, así como las cámaras de seguridad, fueron piezas clave para determinar la culpabilidad de los sospechosos.

La deliberación del jurado popular, que ha durado dos días, ha emitido finalmente una decisión clara y rotunda que ahora solo le queda por ratificar al magistrado Francisco Iriarte, cuya sentencia final se sabrá pronto en un caso que ya está a punto de finalizar.

Publicidad