Publicidad

Crimen de Caseda

El jurado declara culpables de asesinato al padre y a uno de los hijos del crimen de Cáseda

El jurado popular ha declarado culpable al padre y a uno de los hijos acusados en el triple asesinato del crimen de Cáseda, el otro de los hijos ha sido declarado inocente y será puesto en libertad

Ya se ha dictaminado sentencia en el juicio final del triple crimen de Cáseda, en el que tres hombres fueron asesinados en 2018. El jurado popular ha declarado culpable al padre y a uno de los hijos, mientras que el tercer acusado, el otro hijo, ha sido declarado como no culpable y será puesto en libertad.

En 2018, la tragedia llegó al municipio de Cáseda (Navarra) cuando tres vecinos fueron asesinados a tiros en una pelea por una ruptura conyugal y un posterior intento de reconciliación de los jóvenes. Los fallecidos fueron el padre y dos hermanos de una de las familias gitanas involucradas en la disputa. El padre de la otra familia, Juan Carlos J., de 55 años, acompañado por sus dos hijos, Juan Carlos y Emilio, de 24 y 20 años en aquel momento, disparó con una escopeta a los 3 miembros de la familia del novio de su hija.

Sentencias para cada uno de los acusados

La sentencia definitiva dictaminada por el jurado popular es que Juan Carlos padre es culpable del asesinato por disparar con una escopeta "de forma súbita y sorpresiva sin que existiera ninguna posibilidad de defensa para las personas agredidas". La decisión ha sido tomada por unanimidad. Además, el fiscal ha pedido la prisión permanente revisable para él.

Por otra parte, Emilio, uno de los hijos, ha sido declarado culpable de cooperar "de un modo relevante" en la muerte de las tres víctimas "atendiendo al requerimiento de su padre" para que sacara el arma del interior del coche. Lo hizo "sabiendo que estaba cargada con al menos cuatro cartuchos del calibre 12" y permitiendo que su padre "la cogiera de sus manos después de haber encañonado con la misma a Julián". En este caso, la sentencia ha sido impuesta por mayoría, 7 votos del total de los miembros del jurado.

El tercer acusado, Juan Carlos hijo, ha sido declarado inocente por unanimidad porque no se ha podido demostrar que actuase de alguna forma en los preparativos del asesinato, ni se ha corrobado que fuera la persona que cargó la escopeta. Será puesto en libertad.

Publicidad