La Junta, que es la responsable de las emergencias en Andalucía, asumió el coste del trabajo del rescate del pequeño por un valor de 687.749 euros. El IVA estaba incluido pero en el precio no se contaba con indemnizar a los propietarios de la parcelas afectadas por las obras.

Según cuenta el Diario Sur, barajan la vía de expropiación teniendo en cuenta el importe de las mismas y el valor de los terrenos.

Las obras para rescatar a Julen supusieron mover 85.000 metros cúbicos para su excavación, que alcanzó la profundidad de 23 pisos de altura.

La Junta sabe que tiene que llegar a un acuerdo económico con los propietarios de la finca, ya sea por expropiación o indemnización. De momento no ha habido avances y ni se ha abierto siquiera el expediente de expropiación.