Caso Villarejo

El juez archiva la causa contra Repsol, CaixaBank y sus respectivos presidentes en el caso Villarejo

El auto concluye que no existen "indicios que apunten a que los presidentes de las compañías interviniesen de manera directa en los hechos investigados".

Publicidad

El juez de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, ha archivado la causa contra Repsol y Caixabank y también contra el expresidente de la entidad bancaria, Isidro Fainé, y el presidente de la petroquímica, Antonio Brufau, por la contratación del excomisario José Manuel Villarejo para investigar al expresidente de Sacyr, Luis del Rivero.

En relación a Fainé y Brufau, el magistrado acuerda el sobreseimiento provisional de la causa y concluye que "sin indicios que apunten a que los presidentes de las compañías interviniesen de manera directa en los hechos investigados, no es posible transferir a dichos presidentes una obligación de supervisión y vigilancia corporativa que está delegada en los órganos competentes para ello".

Ausencia de indicios sólidos de participación

Sobre esto, el fallo subraya que la contratación de los servicios de Cenyt no recaía en el control de los responsables de las compañías, sino en el de sus directores de seguridad. "No es posible transferir a los presidentes una obligación de supervisión y vigilancia corporativa que está delegada en los órganos competentes para ello".

García Castellón ha tomado esta decisión tras interrogar a los representantes jurídicos de las compañías, que negaron cualquier irregularidad en la contratación de Cenyt, vinculada a Villarejo.

Repsol se "congratula" de que se le haya apartado del caso

Tras conocer la noticia, Repsol se "congratula" de la decisión del juez de apartar a la compañía y a su presidente de la investigación por los encargos a Cenyt, empresa vinculada al excomisario José Villarejo.

Además, la petrolera reitera su apoyo a quienes continúan en la causa, ya que, aunque el juez ha apartado del caso a Antonio Brufau y a la propia empresa en calidad de persona jurídica, no se ha pronunciado acerca del futuro procesal del ex secretario general y secretario del consejo de Repsol, Luis Suárez de Lezo, y del ex director corporativo de servicios patrimoniales, Juan de Amunátegui.

El auto tampoco hace alusión al director corporativo de gestión patrimonial de la petrolera Joaquín Uris, ni al ex director general de medios de CaixaBank, Antonio Massanell, los cuales fueron imputados al mismo tiempo que Brufau y Fainé. Sin embargo, continúan como investigados.

En un comunicado remitido este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Repsol celebra la decisión del magistrado e insiste en que, incluso antes de que fuera obligado por ley, ya contaba con un "código de ética y conducta y de normas internas específicas de debido control para todos sus empleados, directivos y colaboradores, a la altura de los más avanzados y exigentes estándares".

El juez procesa a Benjamín García Cañón

Este jueves se ha confirmado que el mismo magistrado también ha propuesto juzgar al exdirector de Seguridad Mutua Madrileña, Benjamín García Cañón, por un delito de cohecho al contratar los servicios de Villarejo.

La instrucción de la pieza 15 de la Operación Tándem concluye que García Cañón autorizó el pago de 18.800 euros a Villarejo para confeccionar un informe de solvencia sobre un expresidente de la entidad, José María Ramírez.

El socio de Villarejo, Rafael Redondo, fue el encargado de realizar un informe llamado "proyecto Autumn" el 17 de febrero de 2012. En él se elaboró dossier con datos personales, propiedades, actividad profesional y sociedades mercantiles administradas por Ramírez. También datos como la profesión de sus familiares más cercanos.

Publicidad