Publicidad

Factura luz

Jubilados de un barrio de Lugo denuncian recibos de 800 euros porque los okupas les roban la luz

Dicen que desde hace años los okupas fuerzan los contadores para engancharse y así poder utilizar la luz sin tener que pagar.

Los vecinos del barrio residencial A Ponte, en Lugo, denuncian que pagan facturas de hasta 800 euros por culpa de los okupas que les roban la luz.

Los residentes de esta zona, a los pies del río Miño, aseguran que en los últimos años la situación se ha vuelto insostenible. Según explican, para realizar el fraude eléctrico, los okupas fuerzan los contadores y y después realizan el enganche. Se conectan al tendido eléctrico de otros vecinos, principalmente jubilados y pensionistas. "Aquí hay mogollón de gente que está okupando viviendas sociales y nos está robando la luz", relata una afectada.

Muchos afirman que el importe sobrepasa los 800 euros y otros reconocen que viven gracias a las pensiones y que lo que reciben no alcanza para pagar lo que les llega en los recibos.

El importe de la factura es superior a lo que cobran por la pensión

En algunos casos la pensión que perciben los jubilados es de 400 euros y asumen facturas que duplica esta cantidad. La situación es tan alarmante que muchos pensionistas han tenido que pedir un adelanto de su nómina para poder abonar las facturas y evitar que les corten el suministro. Los okupas, sin embargo, se defienden y advierten que no están robando luz. "Yo soy un okupa y yo no tengo luz, yo utilizo butano".

Los afectados ya han denunciado la situación, pero los okupas al declararse insolventes no les afectan las multas.​

Publicidad