Sanitarios

Jubilación solidaria: montados en su ambulancia reparten ayuda a las personas sin hogar de Barcelona

Un grupo de sanitarios jubilados de Barcelona que en su tiempo libre atienden a personas sin hogar, ahora reparten comida en las puertas de las parroquias y comedores sociales.

Publicidad

Un grupo de sanitarios de Barcelona es el gran protagonista de esta historia de solidaridad. La subida de los precios ha provocado que cada vez haya más personas necesitadas y vulnerables. Como respuesta, mucha gente ha tratado de arrimar el hombro y poner su granito de arena para que nadie tenga que pasar su día a día sin lo básico: un techo y comida. Pues bien, estos sanitarios son el ejemplo perfecto de estas personas repletas de empatía.

La campaña emprendida por estos sanitarios trata de ayudar y ofrecer su apoyo a los más necesitados. Están jubilados, pero no les importa lo más mínimo dedicar su tiempo libre para atender a personas sin hogar.

Gracias a una donación pudieron conseguir una ambulancia con la que se han instalado en las puertas de parroquias y comedores sociales. Es ahí donde se dedican a repartir comida a las personas sin techo. De esta manera consiguen ayudar a los que más lo necesitan.

Y no solo en temas de alimentación, sino que hay personas que también recurren a ellos para poder llevar un control sanitario y tener un cuidado correcto. "Esta señora viene para que le tomemos la tensión y le hagamos un control", dice una de las sanitarias.

Los voluntarios se lamentan de que la situación está "a la vuelta de la esquina". Una situación deplorable que no se puede olvidar: "Ver que esta realidad está a 400 metros de tu casa te toca mucho", comenta emocionada una de estas sanitarias.

Aumento de la ayuda

Las personas sin hogar se ven cada día más necesitadas. Además, su número es cada vez mayor y, paralelamente, sus necesidades también son cada vez más reales. Es por eso que estos sanitarios jubilados de Barcelona han decidido rebelarse y plantarle cara a la situación de indefensión que muchos viven a diario.

Personas como estos sanitarios han conseguido crear una alternativa hacía sus necesidades, no solo teniendo en cuenta el alimento que necesitan, sino también considerando que se deben tener en cuenta los cuidados sanitarios que requiere una persona.

Por ello, con su ambulancia como vehículo todoterreno, estos voluntarios han comenzado a repartir su ayuda a todos aquellos que necesiten ser atendidos.

Publicidad