Juan José Cortés, el padre de Mari Luz, la niña de cinco años asesinada en 2008 en Huelva, ha conversado con Pablo Casado a las puertas del Parlamento andaluz, donde ha asistido a la toma de posesión de Juanma Moreno como nuevo presidente de la Junta de Andalucía.

Allí, en una conversación recogida por los medios de comunicación, el líder del PP se interesaba por el estado de los padres de Julen, el niño de dos años atrapado en un pozo de Totalán desde hace cinco días.

Juan José Cortés explicaba que los padres están "bastante afectados" y guardaba silencio cuando Casado preguntaba si había esperanza. "Hasta el último momento siempre hay esperanza. Ahora la etapa que tengo que terminar con ellos es prepararles para lo que pueda venir", añadía Cortés.

Más tarde, Juan José Cortés atendía a los periodistas y explicaba que ha hablado con los padres de Julen, quienes "están esperando datos" en medio de "esa calma tensa" que se vive allí.

Pero sobre todo, ha destacado Cortés, "ahora mismo todo el mundo tenemos que estar a una en fortalecerles y lanzarles ese mensaje de esperanza y de ánimo", para que este momento "tan difícil que está viviendo esta familia sea más liviano para ellos".

Cuestionado sobre si existen novedades sobre el caso, Cortés ha apuntado que "no hay novedades" y ha señalado que "siguen las tareas de rescate y que se ha cambiado el protocolo y se va a optar por otra posibilidad". "Creo que pronto tendremos resultados. Estamos más cerca que nunca de poder rescatar al niño", ha concluido.