Publicidad

COVID persistente

Una joven sufre COVID persistente y tose 576.000 veces al día: "Mi garganta ha hecho callo y ya no toso sangre"

Verena tiene 16 años y ha explicado en Antena 3 la COVID persistente que sufre desde que en octubre se contagió de coronavirus: tose cada 2 segundos, un total de 576.000 veces al día.

Verena García tiene 16 años y tras haberse contagiado de coronavirus el pasado mes de octubre ahora sufre las consecuencias de la COVID-19 persistente: tose cada 2 segundos.

"Lo último que se pierde es la sonrisa", dice Verena en Antena 3 entre carraspeos. Rutinas del día a día como comer son todo un reto para esta joven ya que "todo lo que entra sale" y puede emplear hasta 3 horas en alimentarse debido a estas dificultades.

El único momento en el que Verena no tose es al dormir, pero conciliar el sueño precisamente por las toses que tiene antes de cerrar los ojos tampoco resulta sencillo.

No tuvo una especial sintomatología durante su enfermedad por SARS-CoV-2 "tuve poca fiebre", pero a los 3 días empezó a experimentar "un dolor de garganta y empecé a toser tan fuerte que me caía redonda al suelo".

Este curioso caso de COVID-19 persistente es el primero que se conoce en España y Verena no sabe si hay algún otro más en el mundo.

"Antes tosía sangre, pero ha llegado un momento en el que mi garganta ha hecho callo y ya no toso sangre", relata Verena.

El lunes un equipo multidisciplinar de neurólogos empezará a tratar a Verena. Hasta el momento los médicos han descartado tics, alergias, etc., y se cree que es una orden errónea que el cerebro de la joven envía a su cuerpo.

Publicidad