Granada

Un joven de Granada denuncia una agresión homófoba: "Me llamaron maricón de mierda"

El chico relata que le gritaron "maricón de mierda" y seguidamente le empujaron contra una pared ocasionándole lesiones en brazos y piernas.

Un joven de Granada denuncia una agresión homófoba: "Me llamaron maricón de mierda"

Publicidad

Jefferson Vera, tiene 21 años y reside en Gualchos- Castell de Ferro, al sureste de Granada y denuncia que el pasado sábado sufrió una agresión homófoba. Vera reconoce que su orientación sexual fue el motivo por el que acabó en urgencias con lesiones en brazos y piernas.

El chico ha explicado en redes sociales que dos individuos le gritaron "maricón de mierda" y acto seguido le empujaron contra una pared.

Agresión homófoba

Todo ocurrió el pasado 17 de julio, cuando el joven quedó con unos amigos para celebrar las fiestas patronales de la Virgen del Carmen. En un momento de la noche acompañó a su amiga al baño y a su regreso dos hombres comenzaron a insultarlo. "Vieron cómo iba vestido y cómo me movía. Sin venir a cuento los dos empezaron a decirme que era un maricón de mierda".

Vera decidió omitir el comportamiento de los presuntos agresores porque no quería problemas. "Pasé de ellos, pero no paraban. Mi amiga y yo estábamos en un callejón y continuamos caminando para reencontrarnos con el resto del grupo. Siguieron insultándome y gritando. Me sentí valiente, estaba ya harto y les dije: Decídmelo a la cara".

Fue en ese momento que uno de ellos lo empujó bruscamente contra la pared. "Fue solo uno de ellos, el otro no hizo nada y se quedó mirando al amigo. No entiendo que no lo pararan. Me caí al suelo. Entré en pánico y me dio un ataque de ansiedad. Mis amigos vinieron a ayudarme".

Tras el incidente, el chico acudió al centro de salud. Allí, los sanitarios le atendieron y con el parte se dirigió a la Guardia Civil para denunciar la agresión. "Esto está pasando día tras día y hay que pararlo", reconoce.

Los delitos de odio aumentan un 45%

La Guardia Civil ha detenido a los presuntos atacantes, que han pasado ya a disposición judicial y se enfrentan a un delito de odio. Precisamente, según los últimos datos que recoge el Portal Estadístico de Criminalidad del Ministerio del Interior, entre 2013 y 2019, este tipo de delitos aumentaron un 45%.

En concreto, los hechos relacionados con la discriminación por orientación sexual o identidad de género registraron un aumento en 2019 con respecto a 2018: las infracciones penales y administrativas pasaron de 259 a 283, casi un 10% más.

Publicidad