En Tui, Galicia, hay un muerto muy vivo. Un vecino de la zona se pasea con un coche fúnebre con un ataúd dentro.

El joven ha explicado al 'Faro de Vigo' que vio por Internet un anuncio de venta de este peculiar coche por 1.500 euros y decidió comentarlos con sus compañeros de trabajo.

Enseguida comenzaron a retarme, que si no me atrevía a comprarlo. Al final lo conseguí por 650 euros con el ataúd incluido", comenta el joven.

Explica que allá por donde va con el coche, no pasa desapercibido. "Llama mucho la atención, a la gente le da mucho reparo ver el féretro dentro", asegura.

También te puede interesar...

"Sigue fumando, te esperamos", el eslogan viral de una funeraria gallega

El curioso banco de Vilagarcia de Arousa: encima de unas flores y mirando a una pared