Publicidad

Marbella

Un joven británico de 31 años, en estado crítico tras saltar a la piscina desde un tercer piso en Marbella

El hombre se encontraba de fiesta con unos compañeros que presenciaron los hechos. Todo apunta a que se encontraba bajo los efectos de alguna sustancia.

Marbella ha notificado de un posible nuevo caso de 'balconing'. Un joven británico de 31 años se encuentra en estado crítico después de saltar desde la tercera planta de un piso en un apartamento turístico en San Pedro de Alcántara, en el municipio marbellí.

El hombre sufre un traumatismo craneoencefálico severo después de precipitarse de la tercera planta del inmueble.

Los hechos ocurrieron en la tarde del pasado lunes, sobre las 19:00 horas, cuando el hombre se encontraba de fiesta con unos amigos. Fue en ese momento en el que saltó a la piscina desde la terraza, lo que se conoce como 'balconing', una práctica prohibida en España.

Allí se personaron agentes de la Policía Nacional, de la Policía Local de Marbella y efectivos sanitarios del 061. En el lugar de los hechos tardaron más de 40 minutos en estabilizar a la víctima.

Los propios testigos avisaron

Fueron los propios testigos los que dieron el aviso a las autoridades sanitarias de que un hombre había caído a la piscina desde un tercer piso.

El hombre se precipitó a las 19:00 horas aproximadamente, a plena luz del día, una hora en la que la piscina suele ser frecuentada por numerosos vecinos de la zona.

La víctima presenta heridas de gravedad, sobre todo en la cabeza, de los que trata de recuperarse, pero su situación es crítica. Todos los amigos que se encontraban en la fiesta son turistas de origen británico y aseguran que todo ocurrió de forma muy precipitada.

Se precipitó de manera intencionada

El hombre se precipitó de manera intencionada y todo apunta a que se encontraba bajo los efectos de algún tipo de sustancia.

Parece tratarse de un nuevo caso de 'balconing', una práctica ilegal en España en la que los individuos se dedican a lanzarse desde sus balcones a las piscinas cercanas, lo que supone un gran riesgo para sus vidas.

Publicidad