El 'meteorólogo' Jorge Rey

Jorge Rey explica cómo las moscas, los sapos y otros animales ayudan a predecir el tiempo

Jorge Rey comparte un poco más de su conocimiento sobre la meteorología basada en la observación de la naturaleza como son los animales.

En resumen

Publicidad

Jorge Rey siempre que puede nos recuerda la importancia de escuchar a la naturaleza porque "no deja de sorprendernos" y nos cuenta muchas cosas. Así que hoy comparte con los lectores de la web de Antena 3 Noticias las indicaciones de que desde hace miles de años los insectos transmiten a todos aquellos que quieren escucharlas y que él utiliza junto con las cabañuelas.

El joven 'meteorólogo' explica a la web de Antena 3 Noticias que muchos animales tienen una especie de "mecanismo de predicción del tiempo" que les permite adelantarse a los cambios y que si nos detenemos y los observamos podremos sacar conclusiones muy interesantes de sus comportamientos.

Las moscas en la predicción del tiempo

Hablemos de las moscas, unos insectos de los que todos solemos decir que "son molestosos, pero tienen su porqué", explica Jorge.

"Cuando vemos muchas moscas en los interiores de las casas nos indican que va a llegar el frío" y es que ellas lo que buscan en nuestra cocina no es otra cosa que refugio y comida, dice el maestro de las cabañuelas que ya antes del Puente de Todos los Santos nos avisó de que esa era la razón por la que en esos días había tantas moscas dando la lata.

Otros animales que nos avisen del tiempo que va a hacer

Las hormigas voladoras y los sapos también nos dan información sobre los termómetros, así pues en las noches de verano en las que estos animales hacen acto de presencia suelen querer avisarnos de que vienen tormentas, cuenta Jorge Rey.

"Las aves tienen un vuelo más alto o más bajo en función de la temperatura adecuada para ellos y de si buscan o no alimento".

Ya en semanas anteriores Jorge Rey nos avanzaba que las grullas volando en 'v' hacia el sur traía el frío y la nieve.

Quién es Jorge Rey

Jorge Rey tenía solo 14 años cuando predijo la borrasca Filomena. Este joven 'meteorólogo' nació en una pequeña localidad burgalesa, Monasterio de Rodilla.

Su primer contacto con el método de las cabañuelas vino de la mano de uno de los pastores de su pueblo, Rafael Sedano.

Tiene claro que de mayor quiere dedicarse a algo que tenga que ver con la meteorología, pero por el momento está centrado en su página web y en conseguir que los ayuntamientos accedan a poner más casetas de medición para poder extender el método de las cabañuelas.

Publicidad