Publicidad

Crimen Marta Calvo

Jorge Ignacio intentó con otra joven la peligrosa práctica sexual con cocaína horas antes de verse con Marta Calvo

El descuartizador de Marta Calvo intentó administrar cocaína vía vaginal a una joven unas horas antes de verse con la víctima de Manuel.

En resumen

  • Los investigadores siguen buscando los restos de Marta Calvo, a quien el detenido ha asegurado que descuartizó
  • Se han reabierto dos causas por el fallecimiento de dos mujeres que ejercían la prostitución y que murieron en Valencia en circunstancias similares al 'modus operandi' relatado por el arrestado

La lista de posibles víctimas del descuartizador de Marta Calvo no deja de crecer. La Guardia Civil ya ha tomado declaración a al menos tres supervivientes de encuentros con Jorge Ignacio P.J.

Una de ellas había estado con él solo unas horas antes de que se viera con Marta. Al parecer, esta chica le terminó echando de su casa por su comportamiento violento y por su insistencia en que consumiera cocaína. Los investigadores ya apuntan a que se trata de un criminal en serie y un depredador sexual.

El sospechoso podría haber intentado celebrar una nueva fiesta de sexo y drogas tan solo tres días después de haberse deshecho de los restos de Marta Calvo. Lo habría intentado sin éxito con hasta tres mujeres.

Los agentes ya tienen constancia de su implicación en la muerte de tres mujeres en similares circunstancias y con otras tres a las que habría solicitado el mismo tipo de servicio

Por un lado, existe una causa abierta en el Juzgado de Instrucción número 6 de Alzira, que es el órgano encargado de investigar la desaparición y muerte de Marta Calvo. Al atestado policial que obra en este juzgado se habría sumado, al menos, una de las nuevas denuncias contra Jorge Ignacio.

Otro juzgado, el Juzgado de Instrucción número 14 de Valencia, también ha reabierto la causa archivada en relación con el fallecimiento de una de las mujeres que ejercía la prostitución en una casa de citas de Valencia. Tras la muerte de la joven, en el barrio valenciano de Russafa, el juez abrió unas diligencias que acabó archivando tras recibir la autopsia que revelaba que la fallecida murió como consecuencia de un ataque epiléptico con consumo de sustancias estupefacientes, por lo que Jorge Ignacio, quien había mantenido un encuentro sexual con ella, no llegó a ser ni interrogado ni investigado.

La Policía se ha reunido con el titular de este juzgado para informarle sobre el 'modus operandi' del arrestado y, tras ello, se ha reabierto el procedimiento para practicar nuevas diligencias. La causa se ha declarado secreta. Así mismo, según ha confirmado el delegado, otro órgano judicial también habría reabierto la causa por el fallecimiento de la otra joven que ejercía la prostitución. En este caso, se trabaja para constatar si hay vinculación con el sospechoso.

Publicidad