Publicidad

Niñas desaparecidas en Tenerife

Joaquín Amills asegura que la madre de las niñas de Tenerife quiere quitarles el apellido de Tomás Gimeno

El portavoz de la familia de Anna y Olivia, Joaquín Amills, se ha mostrado desolado y ha transmitido el dolor de la madre de las niñas de Tenerife que quiere quitar a las pequeñas el apellido de Tomás Gimeno.

En resumen

Joaquín Amils, el presidente de SOS Desaparecidos, ha ejercido este último mes y medio como portavoz de la familia de Anna y Olivia, y como la madre ha mantenido la esperanza de que el secuestro fuera una fuga pero el hallazgo del cadáver de la pequeña Olivia confirmaba la peor de las hipótesis, la que la Guardia Civil barajaba como escenario más probable, la de la violencia vicaria. En Espejo Público ha narrado cómo se encuentra Beatriz, la madre de las niñas desaparecidas en Tenerife, y que quiere quitar a sus hija el apellido del padre.

Quitar el apellido Gimeno a las niñas

El dolor es terrible, la incredulidad enorme porque, según ha relatado Joaquín Amills, hasta el último minuto creyeron que era un secuestro con fuga. "Sinceramente esta opción no pasaba por nuestra cabeza. Todo el entorno por parte de ella y del padre no lo barajaba" ha asegurado Amills. El portavoz de la familia de las niñas desaparecidas en Tenerife asegura que se aferraban a los "muchos detalles que encajaban en el puzzle de que las estuviera cuidando". Ahora la madre de Anna y Olvia quiere quitar el apellido Gimeno del nombre de sus hijas.

Conversación con la madre

Joaquín Amills ha contado que así se lo acababa de decir Beatriz en una conversación: "he hablado hace un momento con ella me decía que quiere quitarle el apellido del padre y que se llamen Zimmerman cosa que veo positiva porque el apellido de este sujeto no merece estar en ningún sitio.

La madre le decía además que confía en que sus hijas dejen huella y algo así no suceda nunca más. Casos similares ya han conmocionado a España en otras ocasiones.

Beatriz hacía público un audio este jueves en el que mostraba su optimismo aunque Amills ha reconocido que la personalidad del padre de las niñas desaparecidas, Tomás Gimeno, es la de un narcisista y machista que se creía en posesión de todo.

Publicidad