Violación UAB

Investigan una violación en el macrobotellón de 8.000 jóvenes en la Universidad Autónoma de Barcelona

Los Mossos d'Esquadra investigan una posible violación en el macrobotellón de la pasado noche en la Universidad Autónoma de Barcelona. En el botellón participaron alrededor de 8.000 jóvenes y se destruyó el mobiliario urbano.

En resumen

Publicidad

Una joven de 18 años ha denunciado haber sufrido una agresión sexual por parte de un desconocido durante el macrobotellón de 8.000 personas celebrado la pasada noche en la Universidad Autónoma de Barcelona. La mujer fue atendida en el hospital Parc Taulí de Sabadell y posteriormente presentó una denuncia del hecho ante los Mossos d'Esquadra, que investigan ahora lo sucedido en Barelona.

A partir de las 23:00 horas los jóvenes empezaron a congregarse en el campus universitario de la Universidad Autónoma de Barcelona, al igual que lo hacían en la Ciudad Universitaria de Madrid, y la fiesta no autorizada se saldó con peleas, suciedad, destrozos y, ahora se conoce, una denuncia por violación que investigan los Mossos d'Esquadra en Barcelona.

Polémica fiesta

La fiesta se convocó en las redes sociales inicialmente como un acto promovido desde la Facultad de Ingeniería y acabó descontrolándose de tal manera que este sábado copa los titulares de todos los medios de comunicación, a la vez que ha avivado de nuevo el debate sobre este tipo de comportamientos por parte de un sector de los jóvenes.

Las quejas de este sábado no son solo por el marcrobotellón en sí, sino por sus consecuencias. Cerca de la medianoche, miles de jóvenes se dirigieron en coche al campus universitario, situado en el municipio barcelonés de Cerdanyola del Vallés, junto a importantes nudos de conexión viaria y la autopista AP-7, además de en tren, lo que provocó la saturación de la línea de Ferrocarrils de la Generalitat (FGC) que conduce a la UAB. La presencia masiva de los jóvenes ocasionó el colapso en las carreteras de acceso al campus y, otros de ellos, provocaron daños en los vagones. Pese a todo, no se han registrado detenciones.

Publicidad