DESAPARECIDA HACE DOS SEMANAS

Investigan unos restos humanos encontrados en Lanzarote que podrían ser de Romina Celeste

Un individuo denunció ante la Guardia Civil la localización de un "fragmento orgánico" en una playa de Lanzarote, posteriormente los depositó en un contenedor de residuos sólidos que se encontraba cerca. El individuo no informó de su hallazgo hasta diez días después. Por ahora la Guardia Civil está examinando los restos para acreditar su naturaleza.

Romina Celeste, la joven de 25 años desaparecida en Lanzarote

Publicidad

La Guardia Civil está examinando unos restos orgánicos encontrados por un ciudadano el pasado cinco de enero en una playa del este de Lanzarote para descartar o confirmar que pertenezcan a Romina Celeste Núñez, la joven paraguaya desaparecida en la isla la noche de Año Nuevo.

El instituto armado ha precisado que el ciudadano que encontró este "fragmento orgánico" lo depositó posteriormente en un contenedor de residuos sólidos que se encontraba cerca. Sin embargo, no informó de su hallazgo a la Guardia Civil hasta el 15 de enero, diez días después, después de que se difundiera la fotografía de la desaparecida.

Fue entonces cuando los agentes encargados de la investigación comenzaron las gestiones oportunas para la localización y la comprobación de la información aportada por esta persona, unas labores que llevaron a intervenir el citado contenedor y trasladarlo al Puesto Principal de Costa Teguise, donde fue sometido a un minucioso registro que permitió dar con una bolsa que contenía los restos orgánicos que se buscaban. Estos restos han sido remitidos al correspondiente forense de los Juzgados de Arrecife para que acredite su naturaleza humana o animal.

Si confirman que es un resto humano se realizará, si es posible, el correspondiente cotejo de ADN para descartar o confirmar su origen, detalla la Guardia Civil en un comunicado.

El principal sospechoso, Raúl D.C., al que acusa de supuestos delitos de homicidio o asesinato y de maltrato habitual, ha ingresado en prisión. Hasta ahora,estaba sometido a vigilancia por la Guardia Civil desde el mismo momento en que acudió al cuartel a denunciar la desaparición de su esposa, con una semana de retraso.

La Guardia Civil está examinando unos restos orgánicos encontrados por un ciudadano el pasado cinco de enero en una playa del este de Lanzarote para descartar o confirmar que pertenezcan a Romina Celeste Núñez, la joven paraguaya desaparecida en la isla la noche de Año Nuevo.

El instituto armado ha precisado que el ciudadano que encontró este "fragmento orgánico" lo depositó posteriormente en un contenedor de residuos sólidos que se encontraba cerca. Sin embargo, no informó de su hallazgo a la Guardia Civil hasta el 15 de enero, diez días después, después de que se difundiera la fotografía de la desaparecida.

Fue entonces cuando los agentes encargados de la investigación comenzaron las gestiones oportunas para la localización y la comprobación de la información aportada por esta persona, unas labores que llevaron a intervenir el citado contenedor y trasladarlo al Puesto Principal de Costa Teguise, donde fue sometido a un minucioso registro que permitió dar con una bolsa que contenía los restos orgánicos que se buscaban. Estos restos han sido remitidos al correspondiente forense de los Juzgados de Arrecife para que acredite su naturaleza humana o animal.

Si confirman que es un resto humano se realizará, si es posible, el correspondiente cotejo de ADN para descartar o confirmar su origen, detalla la Guardia Civil en un comunicado.

El principal sospechoso, Raúl D.C., al que acusa de supuestos delitos de homicidio o asesinato y de maltrato habitual, ha ingresado en prisión. Hasta ahora,estaba sometido a vigilancia por la Guardia Civil desde el mismo momento en que acudió al cuartel a denunciar la desaparición de su esposa, con una semana de retraso.

Publicidad