Sevilla

Investigan a un hombre en La Puebla del Río (Sevilla) por caza ilegal de 30 aves protegidas

La Guardia Civil sorprendió a este hombre tras los hechos.

Imagen de agentes del Seprona

Imagen de agentes del Seprona Guardia Civil

Publicidad

Los agentes del Seprona de la Guardia Civil de Aznalcóllar (Sevilla) han sorprendido a un vecino de La Puebla del Río cuando había dado muerte a 30 ejemplares de aves, bisbita común (Anthus pratensis), usando métodos prohibidos. La operación se ha llevado a cabo gracias, también, a la colaboración ciudadana.

Los agentes fueron alertados acerca de la posible existencia de una persona realizando la caza ilegal de aves insectívoras con costillas/perchas, unos métodos que están prohibidos. Cuando recibieron el aviso, se les comunicó el lugar de los hechos, que es una conocida zona, en las hazas de arroz cercanas a la localidad de La Puebla del Río.

Los agentes del Seprona se trasladaron al lugar que les indicaban y allí localizaron a una persona haciendo movimientos repetitivos de agacharse a recoger algo del suelo. Tras ello, los agentes identificaron los elementos usados para la caza, unas costillas/perchas, interviniendo las aves muertas a esta persona, 30 en total, y las 54 costillas/perchas.

Cuando se localizaron, se realizaron las gestiones pertinentes para identificar los ejemplares capturados y el grado de protección de los mismos, mediante informe de técnicos de la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural en Sevilla.

La Guardia Civil identificó las aves como bisbita común, especie que está incluida en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas. De esta manera, se ha investigado a este hombre por un supuesto ilícito penal contra la fauna y la flora, remitiéndose las diligencias incoadas a la Fiscalía de Medio Ambiente de Sevilla.

El hombre usaba métodos prohibidos y fue también gracias a la colaboración ciudadana que se pudo llevar a cabo la operación. Se trata de un vecino de La Puebla del Río (Sevilla).

Publicidad