El médico practicaba sexo con colegas y enfermeras y él mismo lo grababa con su propio teléfono móvil. Lo reconoce en una conversación telefónica con Antena 3 Noticias donde asegura que "ha habido una difusión masiva del contenido que había en estos móviles para perjudicar a mi persona".

Videos de alto contenido sexual que se han hecho virales. Según el médico alguien sin su permiso comenzó a difundir las imágenes desde su propio terminal a los contactos de su agenda. El médico ya ha puesto una denuncia por robo y por difusión de material privado. "La policía está haciendo su trabajo, está haciéndolo bien. Es un trabajo de investigación y que se hallarán a todos los culpables de esta situación".

Las mujeres que aparecen en las imágenes también han denunciado. Él voluntariamente ha decidido apartarse de manera temporal del Hospital donde se grabó uno de los videos. Alega que cuando el tema se resuelva judicialmente volverá a ejercer con normalidad. La dirección del Hospital prefiere no pronunciarse sobre este asunto.

El responsable de la difusión de estos videos habría cometido un presunto delito contra la intimidad y revelación de secreto, delitos que están castigados con penas de prisión de 2 a 5 años.