Sucesos

Investigado un joven de 21 años por apropiarse de más de 30.000 euros de una empresa de Bétera, Valencia

El joven se apropió presuntamente de más de 30.000 euros a través de medios informáticos de una empresa de Bétera, Valencia. El investigado utilizó el método llamado 'Man in the Middle'.

Ordenador conectado a Internet.

Ordenador conectado a Internet. Pixabay

Publicidad

Un joven de 21 años está siendo investigado por la Guardia Civil de Valencia por presuntamente apropiarse de más de 30.000 euros de una empresa de Bétera, Valencia. El joven habría cometido los hechos por medio del método 'Man in the Middle', que permite al autor, a través de ataques informáticos, tener acceso a los correos electrónicos tanto del proveedor como del cliente, sin que ambos sean conscientes de lo que sucede.

Según ha informado el Instituto Armado, la operación, denominada 'Butchaka', se inició tras la denuncia de una compañía de Bétera que afirmaba haber sido estafada con una pérdida de más de 30.000 euros. Cuando la empresa iba a realizar un pago, el autor respondía con un correo manipulado con un nuevo número de cuenta bancaria.

¿Qué ha ocurrido con el dinero?

Una vez que el autor recibió el dinero en el número de cuenta bancaria fraudulento, su intención era dividir el efectivo en otras cuantas, aunque la intervención de la Guardia Civil consiguió evitarlo al bloquear la cuenta bancaria que el investigado utilizaba para ejecutar el delito, recuperando así el dinero. Dicho efectivo ha quedado a disposición judicial a espera de devolver a la empresa.

Los agentes, gracias a la colaboración de la Guardia Civil de Barcelona, localizaron al presunto autor de los hechos en la localidad de Terrassa, Barcelona. Se trata de un joven de 21 años y de nacionalidad española al que investigan por un delito de estafa y otro de acceso no autorizado a programas informáticos. Las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 2 de Lliria.

Estafa 'lover boy'

El pasado mes de abril, la Guardia Civil consiguió destapar el caso de una estafa muy común, la del 'lover boy'. La Guardia Civil desmanteló una red de presuntos estafadores que habían conseguido quitar a sus víctimas grandes cantidades de dinero como 40.000 euros a una mujer o 53.000 a otra. Se trata de una presunta red de estafadores, 'lover boy', que pide dinero para billetes de avión, entre otras cosas, además de prometer amor eterno a mujeres vulnerables.

Llegan a engañarlas durante meses, o incluso años, porque es una red de presuntos estafadores.

Publicidad