Maltrato animal

Investigado por envenenar y matar a animales en la isla de La Palma

El Seprona investiga la brutal muerte de animales y el intento de envenenamiento de otros muchos. Ha abierto diligencias a un vecino de Puntagorda en la isla de La Palma. Si termina siendo condenado en un juzgado, se enfrentará a penas de cárcel.

Investigado por envenenar y matar a animales en la isla de La Palma

Publicidad

Cinco perros dieron la voz de alarma. Los animales fueron descubiertos temblando y retorciéndose de dolor producto de haber ingerido una sustancia venenosa y fallecieron al día siguiente. El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil en la isla de La Palma han instruido diligencias a un vecino del municipio de Puntagorda que supuestamente habría cometido estos delitos contra la fauna castigados con pena de prisión.

Tras haberse realizado el descubrimiento de los canes, visiblemente afectados por lo que parecía un envenenamiento y tras intentar salvarlos sin éxito, fue necesario que se desplazaran a la isla Guías caninos de la Guardia Civil, con base en Madrid, acompañados de perros especializados para realizar la búsqueda de cebos envenenados.

Cebo cárnico envenenado

Se realizó una batida a lo largo de dos kilómetros donde también se encontraron los cadáveres de otros animales como un cernícalo, tres cuervos, una curruca y numerosos lagartos además de otros tres perros y dos gatos.

En este rastreo la Guardia Civil localizó y retiró hasta 8kg de cebo cárnico envenenado que presuntamente habría usado este vecino de Puntagorda para causar los envenenamientos. Estos cebos fueron remitidos al laboratorio para su posterior estudio y análisis arrojando un resultado positivo de una sustancia muy letal denominada “carbofurano”.

Pena de cárcel

En los siguientes días los agentes del Seprona continuaron la investigación para determinar la identidad del supuesto autor de estos hechos. Tras inspeccionar varias explotaciones agrícolas y ganaderas de la zona, se encontraron suficientes indicios para identificar al vecino y remitir el atestado correspondiente al Juzgado de Guardia de Los Llanos de Aridane. Se le acusa de tres delitos contra la fauna, cada uno de ellos penado con hasta 2 años de prisión.

Publicidad