Publicidad

Niñas desaparecidas en Tenerife

La investigación por las niñas desaparecidas en Tenerife se centra en el rastreo de las cuentas bancarias y del móvil del padre

La investigación en torno a Anna y Olivia, las niñas desaparecidas en Tenerife, mantiene todas las líneas abiertas.

Se cumplen 9 días sin noticias de Anna y Olivia, las niñas desaparecidas en Tenerife junto a su Padre Antonio Tomás. Los agentes reconstruyen los pasos que dio el padre la noche de la desaparición y parece que no sacó dinero de sus cuentas.

Todas las líneas de investigación se mantienen abiertas aunque en estos momentos se centran en el rastreo de las cuentas bancarias de Tomás y la recepción de la última señal emitida por su móvil que lo sitúan navegando, una localización donde podrían haberle recogido para huir fuera de España.

Todavía quedan movimientos bancarios por analizar pero hasta el momento los que se ha detectado son compatibles con actividades empresariales.

Varios frentes abiertos, no se descarta un plan de huida, desde Tenerife Tomás pudo contar con ayuda, hacer transbordo a otra embarcación y desde ahí poner rumbo a la costa africana.

Menos probable sería cruzar el Atlántico hacia Sudamérica donde el padre tendría amistades y contactos laborales. Una travesía de unos 15-20 días en los que tendría que hacer paradas técnicas y podría ser detectado

Otra posibilidad que se deshiciese de las pequeñas en el mar por ello se amplía la búsqueda por todo el sur de la isla.

La Guardia Civil ha activado ya todas las alertas en el extranjero con ayuda de la tecnología siguen el rastro a todo tipo de embarcaciones.

Publicidad