17.002500

Publicidad

Agresión

Intento de agresión en Barcelona por pedirle a un viajero que se ponga la mascarilla por el coronavirus

Tres vigilantes de seguridad del metro tuvieron que reducir a un viajero que supuestamente intentó agredirles después de que le recriminaran que no llevara mascarilla, obligatoria en el transporte público.

El enfrentamiento sucedió en Plaza de Catalunya, Barcelona, hace varios días. Un pasajero accede al metro sin cumplir con las medidas de seguridad contra el coronavirus Covid-19.

Al ser requerido por los vigilantes de seguridad para que se pusiera la mascarilla para protegerse de posibles contagios por coronavirus, el hombre intento presuntamente agredirlos.

La agresión por la mascarilla

Es una imagen que desgraciadamente se está repitiendo en diferentes territorios de España durante la desescalada por el coronavirus. Un vigilante o conductor solicita al viajero que se ponga la mascarilla para evitar contagios, la mayoría acepta pero hay alguno que se revela y se niega a usarla.

En el vídeo se ve a varios vigilantes de seguridad tratando de reducir a un viajero que supuestamente intentó agredirles después de que le recriminaran que no llevara mascarilla por el coronavirus, obligatoria en el transporte público.

El propio Sindicato Profesional de Seguridad Privada-Alternativa Sindical ha denunciado el intento de agresión a vigilantes de Renfe en la estación de plaza de Cataluña de Barcelona al requerir a un usuario que utilizara mascarilla.

La intervención de los Mossos d'Esquadra

Varios usuarios grabaron la intervención de los vigilantes de seguridad, que intentaron evitar que se tomaran imágenes, por lo que se formó un pequeño grupo de personas que afearon la actuación de los agentes en la desescalada por el coronavirus.

La intervención de los Mossos d'Esquadra y de la Guardia Urbana de Barcelona calmó la situación. Los agentes lograron separar al grupo de usuarios de la estación de los vigilantes de seguridad, que tenían al pasajero reducido en el suelo por el supuesto intento de agresión por negarse a levar la mascarilla en la crisis del coronavirus.

Publicidad