Bandas juveniles

Ingresan en prisión 14 detenidos por las últimas reyertas de bandas juveniles en Madrid

La reyerta ocurrió el pasado 4 de febrero en el parque Calero de Ciudad Lineal (Madrid), con un herido ingresado tras recibir varias puñaladas.

Ingresan en prisión 14 detenidos por las últimas reyertas de bandas juveniles en Madrid

Efe Ingresan en prisión 14 detenidos por las últimas reyertas de bandas juveniles en Madrid

Publicidad

Trece de los detenidos implicados en las últimas reyertas entre bandas juveniles Dominican Don't Play (DDP) y Trinitarios del 4 de febrero en Madrid, han sido enviados a prisión. El menor implicado ha ingresado en un centro específico.

La reyerta sucedió en el parque Calero de Ciudad Lineal (Madrid) en torno a las 22:00 horas, estuvieron involucradas unas 20 personas. Un joven de 22 años tuvo que ser hospitalizado tras recibir varias puñaladas en diversas partes del cuerpo. A los detenidos enviados a prisión se les imputan delitos de tentativa de homicidio, robo con violencia y lesiones.

La Policía Nacional dispone de un plan contra las bandas juveniles en Madrid. Tiene un amplio operativo desplegado con el objetivo de incrementar la vigilancia en parques y zonas de ocio donde se mueven las bandas.

A prisión dos detenidos por las reyertas en San Blas

Dos de los cuatro detenidos por las reyertas del pasado domingo 6 de febrero en el distrito de San Blas (Madrid), también han ingresado en prisión por orden judicial. Cuatro jóvenes se acercaron a otro chico en varios patinetes eléctricos. Lo tiraron al suelo, lo inmovilizaron y uno de ellos lo apuñaló. La víctima tuvo que ser ingresada en el hospital. Las autoridades pudieron identificar a los agresores y les detuvieron, a dos de ellos en Barcelona tras huir por el delito.

Un detenido por una agresión en Parla, también a prisión

A la oleada de ingresos en prisión y detenciones de la Policía por el aluvión de reyertas de bandas juveniles en Madrid, se suma un detenido en el municipio de Parla que también ha ingresado en la cárcel. El detenido estuvo implicado en una agresión cuando un grupo de Trinitarios atacaron a un joven tras identificarlo como miembro de los DDP. El agredido tuvo que ser hospitalizado tras recibir una puñalada que le hizo perder la movilidad en su mano izquierda.

Publicidad