Ya son tres las madres de la asociación Infancia Libre, que posaron en el Senado invitadas por Podemos, detenidas por incumplir el régimen de visitas fijado con sus exparejas. La policía sospecha que es una trama organizada con el objetivo de que los padres no vieran a sus hijos.

Para ello el 'modus operandi' que han seguido todas ellas era el mismo: denuncias falsas por abusos, incumplían el régimen de visitas y se cambiaban el domicilio. Además utilizaron el mismo abogado, la misma pediatra y el mismo psiquiatra.

María Sevilla, la fundadora de Infancia Libre, fue la primera detenida tras desaparecer durante dos años con su hijo. Los encontraron en una finca y el pequeño estaba sin escolarizar, sin médico y totalmente aislado.

Patricia González fue la segunda detenida y se dio una situación idéntica. Ella y su hijo fueron localizados en una casa de la Cabrera. Ambas están acusadas de un delito de sustracción d e menores.

La ultima detenida, Ana Maria Bayo, no se fugó con la pequeña pero sí incumplía el régimen de visitas.

Los padres que han sido víctimas de este 'modus operandi' estudian la posibilidad de denunciarles por un delito de Organización criminal. La investigación policial continua abierta a petición de la Fiscalía de Madrid.