Publicidad

El Ayuntamiento de Barcelona está a la espera de informes técnicos para decidir si sustituye o repara seis de las ocho figuras del pedestal del monumento a Colón de Barcelona, que están envueltas con redes desde octubre del año pasado a causa de pequeños desprendimientos provocados por la lluvia.

"Estas seis esculturas están hechas con una piedra de base caliza muy blanda que las hace débiles a los cambios meteorológicos y con el paso del tiempo han ido perdiendo consistencia". El Ayuntamiento está "a la espera de los informes técnicos para decidir si es posible restaurar o, si no se puede y hay que modelar otra vez las esculturas y reproducirlas".

El conjunto escultórico de Colón, inaugurado en junio de 1888 y que recibió el pasado año la visita de 75.000 personas, cuenta también con otras dos figuras hechas con piedra de base silícea, más duras, que aguantan mejor las inclemencias del tiempo y no requieren reparación. Las otras seis esculturas han ido recibiendo "pequeñas intervenciones, con el problema de que en algunas ocasiones el envejecimiento de los materiales usados ha acabado haciendo más mal que bien".

Más allá de su restauración, el monumento a Colón ha generado debate por su simbolismo, y en declaraciones a este diario el concejal de Memoria Democrática, Jordi Rabassa, ha señalado que "para algunos colectivos puede resultar ofensivo", aunque ha admitido que "es uno de los símbolos más importantes de la ciudad". Aun así, el edil ha explicado que "no se plantean actuaciones en el monumento", pero el ayuntamiento cree que "se tiene que continuar con el debate sobre el colonialismo en la ciudad y lo que representa para el arte público".

Publicidad

Investigamos por qué nadie da positivo en una variante antigua cuando una nueva llega

Investigamos por qué nadie da positivo en una variante antigua cuando una nueva llega

¿Es cierto que cuando aparece una nueva variante del coronavirus no te puedes contagiar de otra vieja? No del todo, aunque la tendencia es que una variante prevalezca sobre otras.

Un joven de Teruel ciego y sin manos logra la autonomía gracias a un perro guía

Un joven de Teruel ciego y sin manos logra la autonomía gracias a un perro guía

Alberto Villalba contaba con 21 años cuando, en 2013, una granada de la Guerra Civil estalló arrancándole parte de los dos brazos y llenándole la cara de metralla, lo que le dejó ciego. Hoy, gracias dos prótesis y un perro labrador, ha recuperado su independencia