Tomás Gimeno

Las incógnitas sobre Tomás Gimeno: ¿muerto o huido?

Todavía quedan incógnitas por descubrir sobre la desaparición de las niñas de Tenerife, Anna y Olivia. Qué pasó con el padre, Tomás Gimeno, es una de ellas.

Publicidad

Después de más de 40 días desde la desaparición de Anna y Olivia y de Tomás Gimeno, se conocen algunos datos y respuestas a lo ocurrido. Sin embargo, todavía quedan incógnitas por descubrir.

Se mantienen abiertas las hipótesis sobre si Tomás Gimeno está muerto o si ha huido de Tenerife. Continúa abierta la orden internacional para la detención de Tomás Gimeno por homicidio.

¿Dónde está Tomás Gimeno?

Sin embargo, también se busca al padre de las niñas en el mar. El buque oceanográfico 'Ángeles Alvariño' ha realizado ya varias búsquedas en dos puntos concretos. En esos dos puntos, solo han encontrado evidencias en uno, en el más cercano a la costa.

El servicio de vigilancia de Salvamento Marítimo determinó su posición en el primer trayecto, el que hizo entre las 21:30 horas y 23:15 horas. Sin embargo, la incógnita es saber qué hizo en el segundo trayecto.

Cabe la posibilidad de que se adentrara mar adentro o de que navegara más al norte, antes de dejar su barco a la deriva. Se debe a las buenas condiciones que hay para navegar por la zona.

La incógnita del segundo viaje

El segundo y último viaje de Tomás Gimeno en su barco durante la madrugada del 28 de abril puede ser decisivo en la investigación. Se está siguiendo su rastro a través de la señal del teléfono móvil.

En el auto se indica que a las 00:27 horas zarpó de nuevo de la Marina de Santa Cruz. La primera señal la recoge el repetidor de la zona de Añaza y Barranco Grande sobre las 00:41 horas y las 01:01 horas.

Una nueva señal llega horas más tarde, a las 02:00 horas, de un repetidor en la zona metropolitana de La Laguna. A esa hora, Tomás Gimeno llamó a su padre pidiéndole perdón y diciéndole que por fin estaría bien. La última señal se recoge 28 minutos después, a las 02:28 horas, en la zona de la Plaza de El Adelantado de La Laguna, al norte de donde embarcó.

Se trata de dos horas en las que pudo alejarse mar adentro. Ese tiempo en el que Gimeno estuvo solo en el barco, esas dos horas, continúa siendo una incógnita.