Marc Costa, director de los Agentes Rurales, ha señalado que el estercolero de la granja habría entrado en autocombustión y se habría incendiado, extendiendo las llamas y dando origen al incendio. Ha subrayado que "los purines no estaban bien almacenados" y la instalación no cumplía la normativa.

"Abriremos diligencias y presentaremos denuncia administrativa. Hacía demasiados días que estaban allí esos purines y eso ha favorecido la fermentación que ha desencadenado el incendio", ha añadido.

La granja, con 70.000 pollos, llevaba almacenando 20 días el estiércol. Ayer, los agentes rurales comprobaron que el estiércol había alcanzado una temperatura de más de 60 grados y ese sería el foco del incendio.