Incendio Málaga

Las lluvias dan "un leve" respiro al incendio de Sierra Bermeja

El fuego es calificado por los expertos como un monstruo de fuerza y potencia inusitada.

En resumen

Publicidad

Las imágenes de esta pasada madrugada en el corazón del fuego de Sierra Bermeja, en Málaga, dejan claro que las brigadas forestales corren un gran riesgo a la hora de extinguir un incendio que sigue descontrolado, a estas horas ya ha quemado 7.780 hectáreas.

El incendio de Sierra Bermeja ya es histórico en España nunca antes se había visto un incendio como éste calificado por los expertos como un monstruo de fuerza y potencia inusitada.

Las llamas siguen arrasando Sierra Bermeja allí la situación es muy complicada, Juan Sánchez, director del Centro Operativo, ha asegurado "que estamos en uno de los incendios más complejos que hemos conocido en los servicios de extinción de servicios forestales en España en los últimos tiempos".

Sexto día de incendio de Málaga

Hoy es el sexto día de lucha contra el fuego y las llamas alcanzan ya los 30 metros de altura en algunos puntos. Alejandro García, técnico de extinción, ha afirmado que "es un incendio de una intensidad, virulencia y velocidad muy explosiva".

A las labores de extinción del incendio en Sierra Bermeja, Málaga, se han unido 260 militares de la UME y desde Málaga han llegado 50 efectivos de Bomberos, más de 750 equipos trabajan día y noche, por tierra y por aire, pero todavía no es suficiente.

Además seis carreteras permanecen cortadas al tráfico, el humo se puede ver desde Sevilla y las cenizas están llegando a las playas más cercanas. El viento dificulta su extinción y en las últimas horas las fuertes rachas han provocado nuevos focos.

La cifra es alarmante, 7.780 hectáreas han sido calcinadas y desde el pasado miércoles seis municipios han tenido que ser evacuados y 2.670 personas han sido desalojadas.

A última hora del domingo salían de sus casas los evacuados del pueblo de Jubrique, su alcalde, Alberto Jesús Benítez ha dicho que la situación de la población es muy critica, "ya que nuestro casco urbano se ha visto comprometido en varias ocasiones, el fuego, ha estado apenas a 300 metros de nuestro casco urbano".

La mayoría de los desalojados han sido trasladados a Ronda dónde se han habilitado diferentes espacios polideportivos ya que muchos ciudadanos salían de sus casas prácticamente con lo puesto.

La magnitud de las llamas y el humo asustaban a los vecinos, en total ya son casi unas 3.000 personas afectadas desde que comenzaba el incendio de la Sierra malagueña, muchos no dan crédito y con el miedo en el cuerpo han afirmado que "esto es increíble, es desesperante, las llamas se veían desde las casas y daban miedo". Ahora desean volver todos a sus hogares lo antes posible.

En el lado bueno, es que ha habido una ola inmensa de solidaridad para a todas las personas que han salido de sus casas, la Unidad Militar de Emergencia (UME) ha movilizado batallones para proteger la entrada a los pueblos y que los vecinos puedan regresar a sus casas lo antes posible.

Se adelantan las lluvias

Al parecer las lluvias se han adelantado ya no van a ser mañana martes, sino que ya está, parece lloviendo y ya han podido ver el agua en algunas zonas es la lluvia de las labores de extinción, la que pueda ayudar a terminar con el incendio.

Publicidad