Las razones que apunta para sostener esta afirmación son que había varios focos y comenzaron en momentos en los que no podían actuar los medios aéreos.

La Xunta informa de aquellos con afectación de veinte hectáreas o superior. "Tenemos que acabar entre todos con la lacra de los incendiarios, los incendios se producen porque alguien los provoca", ha manifestado González en declaraciones a los periodistas.

El conselleiro ha abundado en que "aquel que prende fuego intencionadamente y pone en peligro tierras y gentes es un delincuente y tenemos que ir a por ellos". El incendio más voraz de los cuatro que se encuentran activos en Galicia, el que afecta desde ayer a última hora de la tarde a los municipios coruñeses de Rianxo y Dodro, ha quemado ya 850 hectáreas, según las primeras estimaciones, y ha obligado a cortar la concurrida autovía del Barbanza.

Por su cercanía a viviendas, la Xunta ha activado formalmente la denominada "situación dos", que en efecto hace referencia a la presencia de casas en su perímetro, algo que ocurre con el lugar de Meiquiz, si bien González subraya que no hay viviendas en riesgo en este momento, por lo que no se han producido desalojos.