El Hospital Clínic de Barcelona

Publicidad

En Barcelona

El hospital Clinic de Barcelona sorprende a los padres vistiendo a los recién nacidos con disfraces de carnaval

El servicio de maternidad del hospital Clinic de Barcelona ha querido sorprender a los padres de los recién nacidos vistiéndolos con trajes para celebrar el carnaval a pesar de estar en un hospital. Con las restricciones del coronavirus los carnavales han tenido que ser suspendidos.

El carnaval comenzaría a celebrarse este fin de semana en prácticamente todos los países del mundo. Pero las restricciones por la pandemia de coronavirus han impedido que se pueda realizar esta celebración con total normalidad.

El servicio de maternidad del hospital Clinic de Barcelona ha preparado una sorpresa para los padres de los bebés recién nacidos que están ingresados en el hospital y los ha vestido con trajes de carnaval, porque querían alegrar a los padres y celebrar el carnaval a pesar de estar en el hospital.

En la publicación de Instagram que ha compartido el propio hospital decía: "Un año más los recién nacidos de la Maternidad del clínico han sorprendido a sus padres con sus disfraces esta mañana de Carnaval. Una iniciativa del equipo de enfermería para que puedan celebrar esta festividad a pesar de estar en un hospital".

Carnavales suspendidos por el coronavirus

Con la pandemia de coronavirus y las restricciones vigentes ha sido imposible celebrar esta festividad en este año.

Santa Cruz de Tenerife

Para las Islas Canarias, el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife es una de las fiestas más populares, pero que este año no se podrán celebrar. Calculan las pérdidas en más de 35 millones de euros entre gasto turístico, hoteles, servicios, comercios y hostelería. Aunque para intentar paliar los efectos, algunos restaurantes han organizado 'almuerzos carnavaleros' para que los clientes puedan disfrutar de un menú diferente y especial para estas fechas.

Río de Janeiro, Brasil

El Carnaval de Brasil es uno de los carnavales más famosos del mundo. Pero como otros muchos carnavales que se celebran durante estas fechas en otros países, también ha tenido que suspenderse por el coronavirus. En Brasil hay casi 10 millones de personas contagiadas por la enfermedad y es el tercer país del mundo con más contagios.

Aunque no pudiera haber celebración, ni bailes, el Sambódromo de Río de Janeiro, aunque vacío, se ha iluminado este viernes para rendir homenaje a las víctimas de la pandemia de coronavirus.

Publicidad