Agresión

Un hombre le rompe la nariz a su examinador del carnet de conducir tras suspender la prueba

La agresión ocurrió en Vilafranca del Penedès (Barcelona). El examinador terminó en el hospital con lesiones cervicales.

Un hombre le rompe la nariz a su examinador del carnet de conducir tras suspender la prueba

Publicidad

Un joven que se presentaba al examen práctico de conducir en Vilafranca del Penedès (Barcelona) agredió a su examinador tras suspender la prueba, rompiéndole la nariz y causándole daños cervicales. El hombre tuvo que ser trasladado al hospital como consecuencia de los golpes.

La UGT de Cataluña ha denunciado el ataque ante la Dirección General de Tráfico. Según el sindicato, el presunto agresor no dudó en atacar al examinado cuando éste fue a dejar la documentación de la jornada laboral.

El presunto agresor, detenido

Los Mossos d'Esquadra ya han detenido al sospechoso y han activado el protocolo correspondiente en este tipo de casos.

"Llevamos años denunciando las situaciones que sufre el personal examinador en el ejercicio de su labor profesional", ha explicado UGT en declaraciones recogidas por el diario 'El Mundo'.

"Seguimos reclamando zonas seguras de examen, tanto desde el punto de vista de las condiciones adecuadas, lugar para guarecerse, aseos, puntos de agua..., hasta la presencia de fuerzas de seguridad para evitar sucesos como el de Vilafranca", sostienen.

El sindicato, además, ha llevado la denuncia a la Dirección General de Tráfico para que actué contra esta situación.

Hemorragia nasal

La Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra), por su parte, describía así lo sucedido: "El agresor había sido examinado de una prueba de circulación a lo largo de la mañana y en vez de abandonar la zona de examen a su finalización, esperó de forma premeditada al examinador para exigirle nuevamente explicaciones".

A continuación, y sin mediar más palabras, "le propinó un puñetazo en la cara, tirándolo al suelo y provocándole una fuerte hemorragia en la nariz, rotura del tabique nasal, latigazo cervical y lesiones aún por determinar a la espera de la evolución".

Publicidad