Manuel estaba dando un paseo con su mujer y sus perros cuando al sentarse en banco en Elda notó un fuerte pinchazo en la rodilla. El animal que le picó fue una araña venenosa conocida como araña de violín.

Con 40 grados de fiebre acudió al hospital y allí le pusieron un antídoto pero no le hizo efecto. Le han tenido que operar para extraer el veneno. Ahora sufre necrosis y esta negro.

Las picaduras de la araña violín son 15 veces más tóxicas que el de una cobra y 10 veces más potente que la quemadura con ácido sulfúrico. Otras picaduras peligrosas son las de la avispa velutina. En menos de 7 días mató a tres personas en Galicia, el año pasado.

También te puede interesar...

Muere un hombre de 65 años en Parada (Ourense) por la picadura de una avispa autóctona