La ministra de Igualdad, Irene Montero

Publicidad

Ley transexual

Ni hombre ni mujer, así es la identidad no binaria de la ley trans de Irene Montero

El borrador de ley trans de Irene Montero permitirá el cambio de sexo en el registro sin necesidad de informe ni tratamiento médico a partir de los 16 años. Y también podrán solicitar que el sexo no aparezca en los documentos oficiales las personas que no se sientan identificadas con ninguno.

El borrador de la ley para la igualdad de las personas trans diseñado por el ministerio de Igualdad a cargo de Irene Montero permitirá el cambio de sexo en el registro sin necesidad de informe ni tratamiento médico a partir de los 16 años. En ese borrador de ley también estará incluido el cambio de sexo, con consentimiento de los padres o tutores, en persona entre los los 12 y los 16 años.

Este nuevo borrador que ha presentado Irene Montero, ministra de Igualdad, garantiza la protección y derechos de las personas "cuya identidad de género no se corresponde con el sexo asignado al nacer".

El texto también incluye medidas en el ámbito sanitario, educativo, laboral y deportivo. También se ha abierto una nueva opción y es que en las personas que no se identifiquen con ningún género puedan solicitar que no se incluya ni el femenino ni el masculino en los documentos oficiales de identidad, como el DNI. También se contempla en el borrado que "las personas trans con capacidad para gestar", según recoge el borrador en el apartado sanitario, podrán recurrir a las técnicas de reproducción asistida.

Irene Montero, junto con el ministerio de Igualdad aspiran a que se inicien los trámites legales de este anteproyecto durante la primera quincena de febrero, razón por la cual se reunieron la pasada semana la ministra Irene Montero y Carmen Calo, la vicepresidenta primera del Gobierno.

A continuación se incluyen los principales puntos del borrador de la ley trans:

- Se reconoce el derecho a la identidad de género sin necesidad de aportar diagnóstico médico o psicológico. Solo será suficiente la libre declaración de la persona interesada.

- Se elimina el requisito de la mayoría de edad para solicitar la rectificación de la mención registral del sexo. A partir de ahora los mayores de 16 años podrán solicitarlo sin necesidad de ningún consentimiento paterno. Las personas entre los 12 y 16 años sí que necesitarán permiso de sus padres o tutores legales.

- El cambio de sexo en el registro no alterará las causas jurídicas abiertas con anterioridad a la modificación. Con la inclusión de esta medida, si hay denuncias de agresión anteriores, seguirán su curso y el agresor no podrá recurrir a esta ley para evitar las penas que establece la ley de violencia de género.

- La rectificación no obliga a cambiar el nombre y, para facilitar la inclusión de los menores trans, se permitirá cambiar el nombre sin rectificar el sexo.

- El derecho a la identidad de genero se reconocerá también a los extranjeros que se encuentren en España.

- Se adoptarán medidas, por parte del Ministerio del Interior para que los documentos oficiales de identificación puedan omitir la mención al sexo de la persona.

Atención sanitaria

- Se garantiza atención sanitaria a las personas trans y se prohíbe la obligación a que se sometan a tratamiento.

- El Sistema de Salud ofrecerá tratamiento hormonal, terapia de voz, cirugías genitales, mamoplastias, mastectomías y material protésico.

- Las personas trans con capacidad de gestar podrán optar a las técnicas e reproducción asistida.

Ámbito educativo

- En el ámbito educativo, se garantiza el derecho de los alumnos a exteriorizar su identidad de género.

- Se respetará la imagen física, la elección de su indumentaria y el acceso y uso de las instalaciones del centro educativo conforme a su identidad de género.

Deporte

-En eventos deportivos las personas trans podrán participar según su sexo registral y no se podrán realizar pruebas de verificación del sexo, "sin perjuicio del oportuno cumplimiento de las normas que rijan las competiciones internacionales".

Ámbito profesional o laboral

- En el ámbito laboral se establecen incentivos para la contratación de personas trans desempleadas, con especiales dificultades para incorporarse al mercado laboral.

En la cárcel y centros penitenciarios

- Las personas trans presas también tendrán derecho a que se les trate según su sexo registral, aunque podrán pedir ser separadas de ese grupo si temen que se pongan en riesgo su seguridad o intimidad.

Publicidad