El hombre de 43 años que se había atrincherado en su casa tras presuntamente matar a su madre, de 75 años, ha sido detenido por los agentes de la Guardia Civil que, finalmente, han accedido a la vivienda.

A las 14.20 horas, la médico del Centro de Salud de Fuentes de Ebro ha comunicado a la Benemérita el fallecimiento de una mujer, indicando la enfermera que la ha debido matar su hijo, paciente psiquiátrico sin medicación desde hace tiempo, quien las ha echado de la casa y se ha atrincherado en el inmueble.

Hasta allí se han desplazado patrullas de la Guardia Civil, así como un negociador de la Policía Judicial. Sobre las 18.45 horas, los agentes han decidido entrar en la casa y han detenido al hombre. La víctima presentaba un fuerte golpe en la cabeza y había rastros de sangre en la vivienda.