Miembros de la Policía Local de Zaragoza

Publicidad

Zaragoza

Un hombre se enfrenta a 4 años y 6 meses de prisión por cortarle el pene a su compañero de piso por 200 euros

La víctima le ofreció 200 euros a cambio de amputarle el pene. Ambos acordaron grabar el momento y subir a 2.500 euros en función de las visualizaciones que tuviera el vídeo en redes sociales.

En resumen

  • No se encontró el cuchillo
  • La víctima renunció a ser indemnizado

Un hombre se enfrenta a una condena de cuatro años y seis meses de prisión por las lesiones causadas a un compañero de piso. Le ofreció 200 euros a cambio de amputarle el pene. Se comprometió a aumentar la cantidad a 2.500 euros en función de las visualizaciones en redes sociales.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 8 de marzo de 2019 en la capital aragonesa, en Zaragoza. Aaron B.M. y AndrewS.B., la víctima, acordaron llevar a cabo la grabación de la amputación.

El ministerio público destaca que la víctima sufría un trastorno psiquiátrico derivado a que el sexo masculino no correspondía a su identidad real de género.

A últimas horas de la tarde, la víctima se sentó en una silla de su habitación y se anudó la base del pene con una cuerda. El acusado lo seccionó con un cuchillo de unos 30 centímetros de hoja. El cuchillo no fue localizado en las investigaciones.

Varios testigos llamaron a la policía

Tras la amputación, la víctima salió a la calle y se dirigió a un cajero automático para extraer el dinero pactado, los 200 euros. En el camino fue dejando un reguero de sangre, por lo que varios testigos solicitaron la presencia de la Policía Local.

Los agentes se desplazaron a la zona y siguieron el reguero de sangre hasta llegar al domicilio. Allí, el acusado les hizo entrega del pene seccionado, que había arrojado a una bolsa de basura.

En consecuencia, la víctima sufrió lesiones graves que requirieron de tratamiento quirúrgico para la reimplantación del pene y 21 días de hospitalización. El acusado estuvo en prisión provisional desde el día de los hechos hasta el mes de julio, cuando la víctima renunció a ser indemnizado.

El ministerio fiscal tipifica los hechos como un presunto delito de lesiones con la agravante de reincidencia, ya que acumula dos condenas por delitos de violencia de género, de lesiones y de maltrato familiar.

Publicidad